La regeneración en los animales

   Todos los organismos tienen, hasta cierto punto, la capacidad de repo­ner tejido destruido, defectuoso o da­ñado, con nuevas formaciones. Esta aptitud, una forma de crecimiento lla­mada regeneración, varía mucho de una especie a otra, pero en el hombre y en otros animales complejos es muy limitada. La regeneración en el hom­bre no va más allá de la cicatrización de heridas, la producción de nuevas células sanguíneas y la restauración de huesos rotos y de tejidos en algunos órganos internos. Por el contrario, animales tan modestos como la lan­gosta y los cangrejos pueden rempla­zar miembros completos, y las lombri­ces y las hidras crean cuerpos enteros partiendo de pequeños fragmentos. El que los humanos carezcan de las facultades de regeneración de los or­ganismos inferiores es, desde hace mucho, una fuerte interrogante biológica.
   Cuando la salamandra pierde una pata, las células que rodean la he­rida regresan a un estado de no especialización. Luego, como las células de los embriones, se dividen con rapi­dez y se diferencian en los tipos de te­jidos necesarios para empezar a hacer un nuevo miembro.
   ¿Qué permite a la salamandra re­pasar acontecimientos embriónicos? Quizá la respuesta esté en la diferen­cia entre los sistemas nerviosos de los animales inferiores y superiores. Las salamandras tienen un gran sistema nervioso periférico, en tanto que el sis­tema nervioso humano se concentra en el cerebro. Investigaciones hechas en los años 1970 indican que las co­rrientes eléctricas producidas, por los nervios son la fuerza que finalmente de­sencadena este proceso regenerativo.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas