Fauna alpina

   EL 8 de agosto de 1786, dos depor­tistas franceses, Jaime Balmat y Mi­guel Paccard, por primera vez en la historia, lograron ascender a la cima del monte Blanco, la más elevada cumbre de Europa. El escalamiento fue, no cabe duda, una victo­ria de importancia en el terreno deportivo, pero, además, lo fue también para las ciencias na­turales. Los montañistas franceses, en efecto, al regresar de la ascensión, aportaron valiosísi­mas informaciones relativas a la flora y la fau­na alpinas. Hasta esa época se dudaba de la existencia de vida vegetal y animal en las gran­des alturas, zonas que más comúnmente se creían reservadas al hielo y al silencio eternos. Los viajeros, que habían efectuado su ascen­sión en pleno verano europeo, hicieron saber que en las alturas crecía alguna vegetación, que numerosas plantas encontraban oportunidad de vivir en los espacios de terreno dejados al des­cubierto por el deshielo, y que muchas espe­cies animales lograban vivir, mediante adapta­ciones a las condiciones particulares. Algunos animales como la gamuza, el corzo, la cabra montés, la marmota o el lirón, eran muy cono­cidos en las laderas alpinas; pero otros animales, insectos sobre todo, eran desconocidos. To­dos ellos forman la fauna alpina.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas