¿De qué se alimentan las tanagras?

Frugívoras e insectívoras
La mayoría de tanagras se alimenta principal­mente de fruta, aunque todas comen asimismo cierta cantidad de insectos. La tanagra estival norteamericana (P. rubra) caza los insectos al vuelo. Invade también los nidos de avispas para capturar las larvas y ninfas. Otras tana­gras merodean entre el follaje en busca de in­sectos y pequeños invertebrados, o picotean entre los lechos de líquenes y musgos que cu­bren troncos y ramas de los árboles. La tana­gra de cabeza gris (Eucometis pentcillata) se une a los pájaros hormigueros siguiendo con ellos a los enjambres de hormigas legionarias para alimentarse de los animalículos que éstas levantan.
El macho suele alimentar a la hembra antes de que eclosionen los huevos, pero no colabora en su incubación. La nidada consta, comúnmente, de 2 huevos aunque los géneros Chlorophonia, Tangara y Piranga suelen poner más de 2. Los huevos eclosionan en el plazo de 12 a 14 días y son incubados por la hembra cuidando, no obstante, ambos progenitores de la alimenta­ción de las crías, que pueden volar ya a las dos o tres semanas.


Exceso de celo paternal
La tanagra azul (Thraupis episcopus) muestra unas costumbres de anidamiento poco corrien­tes. Aunque es capaz de construir su propio nido, utiliza a veces los nidos abandonados de otras aves, usurpándolos incluso en ocasiones. Se supo que había ocupado el nido de una ta­nagra dorada por haberse descubierto una cría de esta especie criada junto a las propias. Pa­rece, pues, tratarse en principio de una cos­tumbre semejante a las del cuclillo, pero el caso es que algunas tanagras muestran un irre­primible impulso de alimentar a otras crías. Observando las tanagras de cabeza dorada, en­tre otras, se ha visto cómo tres o cuatro adul­tos alimentaban las crías de un nido, y es de suponer que uno a dos fueran los padres adop­tivos. Tanagras jóvenes ayudan a veces a sus padres en la alimentación de la nidada más joven. La mayor solicitud la ha demostrado, sin embargo, la tanagra negra de rabadilla roja (Ramphocelus passerinii), que alimentó un nido lleno de chingolitos melodios hasta que sus huevos propios eclosionaron. Pero este celo es aún superado por el tanagra canoro macho que, en ausencia de la hembra, va en busca de comida para ofrecerla ¡a los huevos!


 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas