Los peces caracinos

   La familia carácidos incluye un gran número de peces de muchas formas, tamaños y costumbres, que viven en América Central y del Sur y en el África tropical. Antes estaban distribuidos en una docena de familias, con más de 30 subfamilias. Muchas de ellas son base del floreciente comercio que abastece de peces tropicales a los numerosos aficionados a mantener en acuarios a estos bonitos animales. Antes se daba a esta familia el nombre de caracínidos, y los acuariófilos los llamaron caracinos, denominación que se ha vulgarizado.
   La mayoría de estos peces se parecen a foxinos o carpas, pero presentan una pequeña aleta adiposa entre la aleta dorsal y la cola. Algunos son vegetarianos, otros omnívoros y unos cuantos carnívoros. El más pequeño mide 25 mm de longitud, y el mayor de ellos 1.5 m. Y aún más que por su variedad, destacan por su semejanza con peces pertenecientes a otras familias.
   Un tipo de caracino se parece a una trucha y se comporta como tal; otro a un arenque, un tercero a un pez gato de la familia catostómidos, otro a un salmonete, y así sucesivamente. Esto es lo que hace que los científicos que los estudian tropiecen con ciertas dificultades.


Huevos puestos fuera del agua
La mayoría de los caracinos se reproducen como los demás peces de agua dulce, poniendo sus huevos entre las plantas acuáticas, y aban­donando a las crías. Una especie sudameri­cana, conocida como caracino espumante o caracino rociador (Copeina arnoldi) pone sus huevos fuera del agua. La pareja salta fuera del agua, con sus aletas unidas, para perma­necer pegados durante diez segundos a una roca o una hoja. La hembra pone una docena de huevos en una masa gelatinosa, que se adhiere a la hoja o roca, y la pareja cae de vuelta al agua. Repiten este acto varias veces hasta que se acumula una masa plana de unos 5 cm de diámetro. Cuando la freza ha termi­nado, el macho visita la masa de huevos cada cuarto de hora, salpicándola de agua con su cola. Afortunadamente para él, los nuevos tar­dan sólo dos días en eclosionar, si la tempe­ratura es favorable.
   fcaracinoLos caracinos son tan numerosos, que pue­den permitirse el lujo de derrochar huevos y crías, y muchos de ellos son comidos por los adultos. El método del caracino espumante de depositar los huevos fuera del agua es algo parecido a una defensa ante este peligro.


Cabezas arriba, colas arriba
Un grupo de especies, actualmente transferido a una familia separada, la de los anostómidos, es notable por la costumbre de nadar o de ali­mentarse en posición no horizontal. Se les conoce con el nombre de peces lápiz debido a su cuerpo largo y esbelto y a su cabeza puntiaguda. Alguno nadan cabeza abajo, otros cabeza arriba; los primeros son rastreadores de fondos, y nadan cabeza, abajo para alimentarse sobre el fango o para arrancar con sus dientes mucosidades del dorso de otros peces.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas