¿Qué hacer si el perro come vidrio u otros objetos cortantes?

   ¿Qué hacer si nuestro perro come vidrio u otros objetos filosos, como grapas, clavos pequeños, etc? 

   Hay perros que llegan a comer los adornos y decoraciones de Navidad, bombillas y un montón de otras cosas que son afiladas y por lo tanto peligrosas. Esto es lo que hay que hacer si el perro come algo indebido. Ve a la farmacia y compra unas bolas de algodón; asegúrate de que sean realmente bolas de algodón y no productos sintéticos. Compra también una caja de crema doble y guárdala en el congelador en la eventualidad de que tu perro coma algo afilado. Si se llega a dar el caso, descongela la crema y vierte un poco en un cuenco. Sumerge las bolas de algodón en la crema y dálas de comer a tu perro. Los perros de menos de 5 kg deben tragar 2 bolas desmenuzadas en pedazos más pequeños. Los perros de 5 a 25 kg deben comer de 3 a 5 bolas y los perros más grandes entre 5 y 7. Los perros parecen aceptar sin dificultad estas delicias extrañas y comerlas fácilmente.
   A medida que el algodón se abre paso a través del tracto digestivo encontrará todos los vidrios y demás objetos punzantes y los atraerá a su alrededor. Incluso los fragmentos más diminutos de vidrio serán capturados y envueltos en las fibras de algodón, lo cual evitará causar daño a los intestinos del perro. Las deposiciones del perro tendrán un aspecto extraño por unos pocos días. Deberás tener cuidado para ver si hay sangre fresca o un color alquitranado en las heces. Si alguno de estos síntomas aparecen debes llevar al perro con el veterinario para un chequeo, pero en la mayoría de los casos, los perros no deben tener problemas.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas