El dócil y remolón tiburón ballena

Universo animal | tiburón ballena |

Gigante dócil y remolón
El tiburón ballena vive cerca de la superficie del agua, en alta mar, nadando perezosamente a una cómoda velocidad que no pasa de los 2 o 3 nudos. Es muy dócil; un submarinista fotógrafo ha narrado cómo nadó agarrado a la cola de un tiburón ballena sin que el animal se diera, aparentemente, por enterado. Es totalmente inofensivo, ofreciendo como único peligro el que al chocar con el costado de una embarcación pequeña ésta puede zozobrar. Es conocida la costumbre que tienen los tiburones ballena de rascarse deliberadamente con el costado de las embarcaciones, posiblemente con el fin de librarse de parásitos externos. Esto lo han podido observar repetidamente los pescadores de atún de las costas de California, y Thor Heyerdahl describe cómo uno de ellos se restregaba contra los troncos de la Kon-Tiki y estuvo dando vueltas alrededor de la frágil embarcación durante una hora más o menos. Se ha conseguido capturar a muy pocos ti­burones ballena; tampoco es frecuente verlos, excepto quizá cuando toman el sol en la super­ficie del mar. Si uno de estos selacios se siente herido por un arpón, se sumerge hacia el fon­do del mar o se aleja horizontalmente a gran velocidad, arrastrando la embarcación. Tiene una gran resistencia y no se deja vencer con facilidad. Se dice que, cuando se le arponea, contrae los músculos de la espalda para impe­dir la entrada de otra lanza. Mientras nada el tiburón ballena emite una especie de graznidos; posiblemente, constituyen una forma de ecolocación que utiliza para la navegación.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas