Longicornios comedores de madera

Universo animal | longicornios | coleópteros | insectos |

Aromia moschata
   Longicornio. El nombre compuesto de estas especies de la familia cerambícidos describe adecuadamente a la mayoría de ellas. La palabra "cuerno" se re­fiere a las antenas del insecto y no a las protu­berancias de la cabeza o al protórax que se encuentran en otros coleópteros.
   Los cerambícidos varían en tamaño entre el taladro pigmeo del centro de América del Nor­te, que mide aproximadamente 2,5 milímetros con antenas de la misma longitud, y el sobrecogedor Batocera de Nueva Guinea, cuyo cuerpo tiene 7,5 centímetros, con unas antenas de 18 centímetros de largo.
   Los cerambícidos poseen grandes ojos y pie­zas bucales; las mandíbulas de algunos machos son enormes y con forma de asta en algunas especies tropicales. Tienen patas largas y del­gadas, y algunas veces la longitud de las del par anterior es casi el doble de la de las otras. Estos insectos presentan todos los colores y dibujos. Generalmente poseen alas grandes y pode­rosas, aunque hay algunas especies que carecen de ellas. Muchas tienen órganos estriduladores para producir sonidos y emiten un peculiar chillido.
   Hay especies que exhalan un olor agradable. Por ejemplo, el longicornio metálico europeo, un bello insecto de color cobrizo y verde, huele a esencia de rosas. Muchos longicornios son buenos mimos; algunos parecen abejorros y otros, avispas. Una especie de África está ca­muflada de tal manera que semeja un musgo aterciopelado cuando se posa sobre troncos de árboles, y sus antenas imitan perfectamente ramitas secas.
   Todos los cerambícidos son herbívoros. Los adultos se alimentan de hongos, polen y hojas verdes. Las larvas viven en el interior de plantas o árboles, donde pueden pasar de uno a cuatro años. La larva que vive en el maguey o pita, en México, tiene forma de camarón, y es un adi­tamento apetitoso para las ensaladas.
   Los cerambícidos alcanzan su mayor desarro­llo en los trópicos, donde son ávidamente bus­cados por los coleccionistas; todos los museos de historia natural tienen ejemplares de los lon­gicornios más grandes y notables. Muchas es­pecies norteamericanas son bastante atractivas. El longicornio del vencetósigo mide algo más de un centímetro de largo y es de color brillante con manchas negras. Priomus imbricornis, de aproximadamente cinco centímetros, es un insecto de color pardo rojizo oscuro con magníficas antenas sumamente empenachadas; sus larvas infestan las raíces de las vides y los árboles de huerto.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas