La pesca del pez espada

el pez espada
   Durante los meses primaverales y estivales, en numerosos puertos del mar Mediterráneo suelen verse grandes barcas, llamadas "falu­chos", pintadas de negro y extrañamente aparejadas. En el centro de su casco se levanta un mástil altísi­mo; pero no se trata de embarcaciones de vela. En la parte superior de este mástil (de 30 y hasta 40 metros de altura), haciendo equilibrios sobre una simple tablita, se halla un hombre; pero no es un vigía de tierras desconocidas o naves enemigas.
   Es un vigía que se halla instalado allí exclusi­vamente para avistar... un pez: el singularísimo, terrible y... exquisito pez espada. Movido frecuente­mente por remos (algunas veces por un motor), el falucho explora hacia lo largo y a lo ancho, cuidado­samente, las aguas de la costa. Durante horas, fati­gado y enceguecido por la luz deslumbrante del sol, la mirada del vigía escruta incansablemente la superfi­cie resplandeciente del mar hasta que, a través de la transparencia del agua, entrevé la silueta del ani­mal; algunas veces es un enorme pez solitario, pero más frecuentemente se trata de una pareja o de un pequeño banco. Con un grito, el vigía advierte a los compañeros que se encuentran sobre la cubierta de las barcas más pequeñas situadas cerca, compañeras en esta pesca, provistas ellas también de vigías; inme­diatamente una de las barcas menores se dirige ha­cia el punto señalado mientras el arponero toma po­sición en la proa. Y helo ahí: ya está sobre el pez; ya el arponero observa a través del trémulo espejo del agua límpida el blanco en movimiento; con ojo infalible, el arponero lanza con mano potente el gol­pe vibrante de su arpón. El arma penetra en la car­ne, las cuatro aletas separables que lleva en la punta se abren y el animal no podrá liberarse ya. Otro te­rrible habitante del mar ha caído presa del hombre.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas