¿Cuándo dejó de creerse en la generación espontánea?

   La generación espontánea era una creencia universal en la anti­güedad; creyeron en ella Aristóteles y Lucrecio, y aun los estu­diosos de la Edad Media. Todavía en 1648, van Helmont habla, en algunas de sus obras de medicina y de física, de ratones que se originaron a partir del fermento de una camisa sucia. Redi (1621-1697), médico naturalista y poeta, se interesó por este problema tras haber leído a Homero. Aquiles, en uno de los pa­sajes de la Ilíada, abraza con fuerza el cadáver de su amigo Patroclo, sin atreverse a alejarse pues "teme que los insectos voladores penetren en las llagas abiertas por el bronce impla­cable y que, mancillando el cuerpo inanimado, esparzan la corrupción". Redi piensa que los gusanos bien podrían originar­se en los huevecillos depositados por las moscas en vez de apa­recer por generación espontánea. Para demostrarlo, toma dos pedazos de carne: uno lo encierra y no da origen a mosca algu­na, mientras que deja el otro, el testimonio, en un recipiente abierto, y no tarda en llenarse de gusanos. De esta manera, en 1668, Redi concluye que no existe la generación espontánea. A su vez, en 1687, sin tener conocimiento alguno de las expe­riencias de Redi, Leeuwenhoeck le demuestra a un cirujano que los gusanos que observaban en un ganglio provenían de los huevecillos depositados por las moscas.

   Pero las viejas ideas están bien ancladas y, en 1748, el párroco Needham afirma una vez más que la generación espontánea existe, después de haber visto aparecer diminutas criaturas en el jugo de carne calentado. En 1745, Spallanzani, pensando que ese mismo caldo nutritivo no había sido suficientemente calentado para poder matar toda "semilla" de vida, lo hirvió en redomas de vidrio durante una hora, y las cerró herméticamente. El caldo permaneció claro y estéril. Spallanzani comprendió que algunos seres muy pequeños no resisten un periodo de ebullición prolongado. El problema parece haberse resuelto. Un siglo más tarde, Pasteur silencia definitivamente a los escépticos y demuestra de una ma­nera contundente que la fermentación es resultado de la inocula­ción de un fermento vivo que nunca aparece espontáneamente, sino que deriva a su vez de otro germen vivo.

   Sin embargo, el resultado de estos experimentos no ha de in­terpretarse de modo absoluto. ¿Acaso no se piensa que la vida apareció espontáneamente en un medio primordial, prebiológico? Algunos investigadores se han abocado a intentar volver a crear la vida, a partir de lo inanimado. . . lo que es muy distinto que pretender que los ratones se producen espontáneamente en una camisa sucia.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas