Las patas venenosas del ciempiés

Patas venenosas

ciempiés venenoso
Los ciempiés paralizan y matan la presa con su mordedura venenosa; no la infligen con las mandíbulas, sino con el primer par de patas, que se hallan especialmente modificadas como "uñas venenosas", pues son huecas y están co­nectadas a unas glándulas. La mordedura de las grandes escolopendras tropicales es excesivamente dolorosa y a veces peligrosa, aunque en pocos casos hay consecuencias fatales.


Bien protegidos de los enemigos

Los pequeños ciempiés son devorados por las aves cuando la pala o el azadón los deja al descubierto, pero se hallan bien protegidos de los enemigos de su propio tamaño por su mor­dedura venenosa. A un varano malayo, des­pués de la disección, se le encontró el estó­mago casi lleno de grandes Scolopendra. Muy pocos animales, sin embargo, muestran un apetito tan feroz como el varano, y estos grandes ciempiés deben tener pocos enemigos que les inquieten.
Cuando se les ve combatir enfrentados a arañas o escorpiones de su propio tamaño, en peleas montadas como espectáculo, resultan casi siempre vencedores.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas