2 Historias de gatos con un final feliz

Historia del gato en la lavadora
Se trata de una historia con el gato en el papel principal. El gato pensó que la lavadora abierta era un buen lugar para dormir. El gato durmió toda la noche en la lavadora, no importando que de vez en cuando la señora de la casa metiera ropa sucia en la máquina. En la mañana el hijo de la mujer encendió la lavadora. La puso a la temperatura más alta. De repente, la madre oyó los maullidos desesperados del gato. Se dio cuenta de lo que su hijo había hecho. Llamó a los bomberos. Estos llegaron unos minutos después, apagaron la lavadora y la abrieron. La temperatura del agua era de unos 30 grados centígrados. Felizmente el gato no sufrió daños, pero por las dudas el animal pasó las 24 horas siguientes en el hospital veterinario.
Es una lección para todos de que es necesario comprobar si la lavadora está vacía.


Historia del gato que gustaba llamar por teléfono
Una mujer fue falsamente acusada de vandalismo teléfonico. El operador de telecomunicaciones dijo que en una casa alguien pulsó el número de emergencias durante dos horas sin decir nada. El problema es que nadie estaba en casa al momento en que supuestamente ocurrió la llamada. El secreto se resolvió en los días siguientes. Después de volver del trabajo los habitantes del lugar se dieron cuenta de que un gato llamado Klasza jugaba con el teléfono de casa.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas