Las tremielgas

Universo animal | Tremielgas o torpedos, angui­las eléctricas |

tremielga pez
   Algunas veces, el pes­cador, al retirar las redes del mar, recibe una descarga eléctrica que casi le paraliza el brazo; ésta es producida por el torpedo o tre­mielga. Este pez se parece a las rayas, y como ellas, tiene el cuerpo aplanado, pero su contorno es redondeado, como si fuese un disco vi­viente. El torpedo es una verdadera batería eléctrica animada; puede transmitir su propia corriente siempre que lo desee, y la descarga que produce cuando se le excita puede ser lo suficien­temente enérgica para inuti­lizar a un pescador durante varias horas.
   El pez torpedo, al que también se llama tremielga, tembladera o raya eléctrica, pertenece al grupo de los elasmobranquios, que comprende las lijas, tiburones y rayas. Está provisto de un verdade­ro sistema de acumuladores eléctricos, situados a cada lado de su cuerpo circular, cerca de la cabeza, los cuales están constituidos por cier­tos músculos transformado­res. Éstos toman el aspecto de un panal de abejas y es­tán formados por grupos de fibra muscular en for­ma de prismas hexagonales, dispuestos perpendicularmente desde la superficie superior a la inferior del pez. La parte superior del torpedo es el polo po­sitivo de la batería, y la parte inferior es el negativo. Cuando está fuera del agua, hay que tocarlo en dos puntos distintos para que se establezca el circuito y se perciba la descarga, pero si está en el agua, que es un líquido excelente conductor de la electricidad, sólo es necesario un punto de con­tacto para que el fenómeno se produzca.
   El aparato de descargas eléctri­cas lo utiliza el torpedo, no sólo para defenderse, sino también para dar muerte a los pequeños anima­les de que se alimenta. Si no fuera por esto, quizás muriera de ham­bre, pues sus movimientos son len­tos y torpes, y sus dientes, peque­ños e insuficientes para atrapar o morder. Por esta razón, descansa tranquilamente en el fondo hasta que algún animal se le acerca lo bastante para ser electrocutado. Ciertos casos inexplicables de acci­dentes de personas que aparecen ahogadas se atribuyen a las des­cargas eléctricas de estos peces. Es redondo y aplanado, con una robusta cola en la que tiene las aletas. Su cuerpo es liso y suave al tacto. La especie más grande se encuentra en las costas del Atlántico, tanto en las europeas como en las americanas; algu­nos de ellos alcanzan más de un metro de largo y pesan casi 100 kilos, pero estas dimensio­nes son excepcionales. Cuando el pez torpedo está débil o mo­ribundo, su fuerza eléctrica des­aparece gradualmente. También existen algunas especies en la costa americana del Pacífico.
   Varias especies de peces, principalmente la anguila eléc­trica de Sudamérica, tiene la misma rara facultad de generar electricidad.
   El nombre científico de las tremielgas o tembladeras es Torpedo ocellata y Torpedo marmorata, de la familia de los torpedínidos; la anguila eléctri­ca es el Electrophorus electricus. La anguila eléctrica, pu­raque  o temblador es notable por el gran tamaño de sus ór­ganos eléctricos, que están situa­dos en la cola. Puede descargar suficiente electricidad para matar a un animal de tamaño considerable y para privar de sentido a un hombre. Cuando la anguila ha hecho uso frecuente de esta facultad, pierde su potencia y necesita de un largo descanso para recuperarla; los aborígenes se aprovechan de esta circunstancia para capturar al pez introducien­do en los arroyos donde abunda gran número de ca­ballos. Cuando el pez agota su electricidad por las repetidas descargas que lanza a los caballos, es fá­cilmente capturado. Al gran explorador Humboldt, se deben las primeras descripciones y estudios acerca de las curiosas propiedades de este pez de América.
   En los ríos de África, vive el pez gato o siluro eléctrico, que se distingue fácilmente por las barbi­llas que rodean su boca; sus órganos eléctricos pro­ceden de una transformación de los tegumentos. Pertenece a la familia del bagre o de los silúridos, y su nombre científico es Malapterurus electricus.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas