¿Cómo son los ojos de los búhos?

Universo animal | rapaces nocturnas | aves |

ojo de buho
   Los ojos de los búhos y demás rapaces nocturnas son excepcionalmente grandes, de am­plia pupila siempre circular, y ambos co­locados de frente, en vez de hallarse ubi­cados uno a cada lado de la cabeza.
   Es indudable que esa disposición, si bien les permite la visión binocular sobre la presa, restringe la amplitud del campo visual (180°), que, no obstante, pueden aumentar con la excepcional movilidad de la cabeza que les hace abarcar 360°.
   Como aparato perfecto de visión noc­turna, el ojo de las estrigiformes (orden al pertenecen las aves rapaces nocturnas) dispone de las siguientes adaptaciones:

a)   El cristalino: si lo comparamos con el ojo humano, está colocado a mayor dis­tancia de la retina, lo que permite que el ojo del ave registre bastante más gran­des las imágenes en su retina.
   La función de acomodar el cristalino a las diferentes distancias, la cumple un órgano especial que por su forma recibe el nombre de peine.
b)   En cada milímetro cuadrado de la re­tina del ojo humano, existen alrededor de 2.000 células de visión (conos y baston­cillos) ; en cambio, en el ojo de una estrigiforme ascienden a 10.000, lo que le da una visión cinco veces más potente.
c)   Las células con bastoncillos son las que registran la luz tenue, que no llega a impresionar los conos. Esas células con­ tienen un pigmento (rodopsina) o púrpu­ra visual, químicamente muy sensible a los rayos luminosos (sobre todo los azu­les y violetas, que son los que actúan sobre las placas fotográficas).
   En la retina de los animales diurnos y en el hombre, dicho pigmento se en­cuentra en poca cantidad, superabundan­do en cambio en la de las estrigiformes, lo que confiere a sus ojos extraordinaria sensibilidad lumínica. Así es como pue­den percibir el movimiento de un ratoncillo o de un coleóptero, en una oscuri­dad suficientemente densa como para anular nuestra visión.
d)   La amplia abertura de su pupila dila­tada, que les permite captar el menor rayo luminoso.

Los ojos de las rapa­ces nocturnas son una excepción en el mundo de los pájaros, incluso por el detalle de que, a diferencia de los demás voladores, que los tie­nen a los lados de la cabeza, los tienen ubi­cados frontalmente, ha­cia adelante, como tiene sus ojos el hombre.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas