Musarañas pendencieras


   Durante mucho tiempo ha prevalecido la idea de que las musarañas no sólo son salvajes, mostrando con fiereza sus dientes ante el in­truso, sino también extremadamente penden­cieras entre sí. Hay referencias de naturalistas que afirman haber visto a dos musarañas em­peñadas, al parecer, en una lucha a muerte y chillando furiosamente. Crowcroft, que ha estudiado las especies europeas, observándolas detenidamente en cautividad, llega a otras conclusiones. Comprobó que, cuando dos de ellas se encuentran, se acercan hasta que sus bigotes se tocan, y entonces chillan. Casi siem­pre una de ellas, generalmente la intrusa, se retira. Si no es así, ambas se alzan sobre sus ancas y siguen chillando. Si en esa situación ninguna de las dos cede el paso a la otra, una de ellas se arroja sobre el lomo de su rival, chi­llando todavía más y coleando. Entonces suele ocurrir que el hocico de una entra en contacto con la cola de la otra y los dientes se aferran a ella. Como ambas siguen coleando, casi siem­pre la segunda encuentra la cola de la primera y las dos continúan danzando y retorciéndose. Raras veces se dañan, y, si esto sucede, los descalabros no son importantes.
   Debido a que el alimento es tan vital para ellas, pueden llegar a hacinarse, y estas "contiendas con acompañamiento vocal" constituyen la manera más adecuada de mantener en el terreno una distribución uniforme de la población, y ase­gurar así la máxima provisión de alimentos.

 
 
 

¿Pueden perros y gatos vivir juntos?

Archives


¿Sabías que las personas viven más si conviven con mascotas?

¿Sabías que..?

PERROS DEL TITANIC
Dos perros sobrevivieron al naufragio del Titánic. Escaparon en los primeros botes salva-vidas, que llevaban tan poca gente que a nadie le importó que los dos animales estuviesen allí.


MUJERES VETERINARIAS
Aproximadamente el 80 por ciento de los estudiantes admitidos en las escuelas veterinarias estadounidenses son mujeres.

estadísticas